Introducción al maquetismoIntroducción al MAQUETISMO

Inicio > Técnicas básicas > Trabajar el plástico


Técnicas básicas


TRABAJAR EL PLÁSTICO

MARCAR

Los cortes y dobleces pueden marcarse en plástico opaco con un lápiz blando, pero habrá que usar tinta china, rotulador o un grabador para marcar en plástico transparente. En metacrilato, que suele comercializarse con un papel protector, las marcas pueden hacerse sobre éste con un lápiz, o sobre el plástico con un grabador.

Para marcar un corte perpendicular en un cilindro, lo envolveremos en una tira de papel de bordes rectos, guiando el lápiz o grabador sobre el borde del papel.

Si tenemos que cortar un objeto tridimensional irregular, marcaremos primero a mano alzada o pegaremos cinta de enmascarar siguiendo la línea de corte; no la despegaremos hasta no haber completado el corte y acabado.

CORTAR

Árbol de inyecciónPara cortar las piezas de las maquetas, apoyaremos el árbol de inyección en una tabla y cortaremos con una cuchilla dejando un muñón que lijaremos una vez separada la pieza.

Para cortar tiras o placas de plástico, utilizaremos una cuchilla afilada guiada siempre por una regla. Primero deberemos marcar el corte ligeramente para ir aumentando la presión en sucesivas pasadas de la cuchilla.

CortePara cortar placas o piezas rectangulares grandes en poliestireno o ABS gruesos, marcaremos la línea de corte con una cuchilla; haremos coincidir el corte con el borde de la mesa y quebraremos la pieza, que se partirá limpiamente.

Para cortar los plásticos quebradizos como el metacrilato o el acetato, utilizaremos una sierra pequeña o de marquetería. Para ello sujetaremos la pieza, preferiblemente con un banco de mesa, interponiendo una madera para protegerla. Serraremos llevando la herramienta por el lado inservible.

Las curvas amplias es mejor cortarlas a mano que con tijeras o cuchilla; en este último caso marcaremos primero ligeramente para que la hoja no se desvíe al apretar.

Para cortar curvas cerradas, dibujaremos la curva y haremos una serie de cortes tangentes a la misma, eliminando lo que vaya sobrando. Daremos el acabado a la curva con una lija.

Para hacer perforaciones pequeñas puede utilizarse un punzón portabrocas, girándolo hacia adelante y hacia atrás, aplicando la presión justa para perforar. Sujetaremos la pieza a una madera inservible y la cubriremos con un cartón; si trabajamos con metacrilato, lubricaremos con aceite fluido, que al mismo tiempo pulirá la perforación.

Para hacer aberturas más grandes usaremos un taladro manual, una segueta de calar o haciendo una serie de taladros pequeños y uniéndolos luego.

Acabaremos los bordes con lima y lija finas; y para no redondear los cantos, pegaremos la lija a una pieza de madera de tamaño adecuado.

Para hacer una abertura rectangular marcaremos primero las esquinas y trabajaremos a continuación a partir de ellas para evitar las señales de la cuchilla. Si las esquinas son curvas, las abriremos primero con un punzón portabrocas o taladro, teniendo mucho cuidado con su correcta alineación con las secciones rectas.

Para cortar un disco grande, después de marcar el exterior del círculo con un compás o bigotera de marcar, haremos cortes radiales y eliminaremos el material sobrante cortándolo a pulso. Suavizaremos el borde con una lija enrollada en torno a una forma cilíndrica.

Vacuformes

VacuformesSepararemos los componentes de la plancha con tijeras o cuchilla. Podemos apoyar el cuerpo de la pieza en una tabla que sobresalga de la mesa de trabajo y rayar la línea de corte de forma continua hasta que pueda separarse a mano.

Recortaremos las rebabas de los bordes y acabaremos puliendo con una lija fina pegada a un cartón.

Debemos verificar continuamente el buen ajuste de las piezas.

Plásticos expandidos

El poliuretano expandido y las hojas delgadas de poliestireno se pueden cortar con una cuchilla bien afilada. Las piezas gruesas de poliuretano se pueden cortar con una sierra para madera.

DESBASTADO

DesbastarTodos los plásticos rígidos, a excepción del polietileno, pueden desbastarse con limas y abrasivos finos. Las rebabas se eliminan cortándolas con una cuchilla lo más cerca posible del borde de la pieza, dando un acabado con lija o lima finas. Las limas se obstruyen fácilmente con el plástico, pero se limpian en seguida con un cepillo metálico.

Las piezas grandes y las placas gruesas de metacrilato se pueden pulir con un disco abrasivo, sin apretar para no calentar el plástico.

GRABAR Y REALZAR SOBRE PLÁSTICO

Para grabar plásticos puede utilizarse un pirograbador con control de temperatura. Los ribeteados, remaches, etc., pueden imitarse realzando el plástico por debajo. Señalaremos primero los realces con un lápiz, pegaremos a continuación con cinta la plancha de plástico boca abajo a un cartón y apretaremos sobre las marcas del lápiz con un bolígrafo sin tinta o punzón.

PLÁSTICO ESTIRADO

EstiradoLas varillas de plástico calentándolas pueden estirarse hasta el diámetro de un cabello, lo que permite simular cabos de aparejos de barcos, antenas de vehículos, etc... El mejor material para ello son las varillas del árbol de inyección de las maquetas.

Para ello, giraremos la varilla de plástico unos 25 mm por encima de la llama de una vela o similar. Cuando la varilla esté blanda y brillante, la retiraremos y estiraremos hasta alcanzar el diámetro necesario. Para confeccionar filamentos finos estiraremos la varilla nada más retirarla del calor, con suavidad y dejándola colgar verticalmente unos segundos hasta que el plástico se enfríe y endurezca.

CURVAR EL PLÁSTICO

Las tiras y varillas de plástico se curvan pasándolas bajo una forma redondeada sujeta contra una superficie plana o rodando un cilindro por encima. Cuanto más se apriete, más pronunciada será la curva. El plástico muy delgado puede enrollarse en torno a un pincel.

Un método más controlable es aplicar una gota de adhesivo líquido a la zona que quiere doblarse. Dejaremos ablandar unos minutos y doblaremos con suavidad.

Para doblar varias piezas al mismo ángulo, haremos una plantilla rudimentaria clavando una serie de puntas a una plancha de contrachapado; pegaremos con cinta una punta de la varilla a un clavo; aplicaremos un poco de solvente en el punto exterior de la doblez y, mientras se ablanda, la giraremos en torno al siguiente clavo sin estirarla; pegaremos una vez más justo tras la doblez y repetiremos el proceso hasta terminar.

El calor y el agua también pueden usarse para curvar plástico. Sujetaremos la pieza con cinta adhesiva a una matriz y la sumergiremos en agua muy caliente; dejaremos que se ablande y se enfríe en agua sin separarla aún de la matriz.

También podemos utilizar un soldador eléctrico que dejaremos sujeto para tener las manos libres y poder mantener el plástico justo encima de la punta, pero sin tocarla. En cuanto esté blando, doblaremos el plástico en torno a una horma o plantilla para conseguir la mayor exactitud.

En lugar del soldador podríamos utilizar una lámpara tipo flexo con una bombilla potente y que dé calor (una bombilla de unos 100 vatios, pero no de bajo consumo...).


Índice de artículos Anterior Ir al principio

Inicio | Lo + básico | Técnicas básicas | Montaje | Pintura y acabado | Mejora y detallado | Figuras | Dioramas | Catálogo | Glosario | Enlaces | Correo | Mapa


Algunas de las imágenes que se han utilizado en este sitio tienen su Copyright. Nuestra intención es solo ayudar a los aficionados a avanzar en este apasionante mundo. Si alguien no desea que su material esté aquí, por favor que nos lo comunique.