Introducción al maquetismoIntroducción al MAQUETISMO

Inicio > Técnicas básicas > Cómo usar un aerógrafo


Técnicas básicas


CÓMO USAR UN AERÓGRAFO

Aerógrafo

INTRODUCCIÓN

En los apartados Técnicas básicas > Pintar con aerógrafo y Pintura y acabado > Pintar con aerógrafo se explica cómo pintar con pulverizador o aerógrafo.

Aquí se ampliará esa información, y en el apartado de Pintura y acabado se darán consejos prácticos para aprender a manejarlos.

HERRAMIENTAS Y COMPLEMENTOS

Para pintar con aerógrafo es necesario contar con algunas cosas más:

DILUIR LA PINTURA

Hay que responder tres preguntas básicas:

¿Cómo?

Hay que utilizar siempre una medida constante: cuentagotas de cristal, jeringuilla desechable para insulina o cualquier otro elemento que permita dosificar correctamente tanto el color como los disolventes.

Importante.
Un aspecto fundamental es la pulcritud. Si se quiere obtener resultados óptimos, es conveniente proceder de la manera siguiente:

¿Cuanto?

Una norma básica es diluir la pintura al 50% con disolventes para usos generales. Los efectos especiales pueden requerir disoluciones aún mayores.

Para saber si hemos alcanzado la consistencia óptima un truco muy sencillo es introducir el rabo de un pincel en la pintura y dejar resbalar una gota por la pared del recipiente; si deja un rastro bien definido de color la disolución será correcta; si se obtiene un trazo acuoso semitransparente debe añadirse más pintura; de todas formas la práctica indicará las disoluciones más idóneas para el modelo de aerógrafo que se esté utilizando.

¿Con qué?

Dependerá del tipo de pintura que se use. Tal y como se explica en Técnicas básicas > Tipos de pintura, los acrílicos necesitan agua y los esmaltes aguarrás o nitrocelulósico, éste último más adecuado para pinturas brillantes y para maquetas no construidas en plástico.

Para las construidas en plástico es preferible el aguarrás puro por tener un tiempo de secado más largo y porque no afecta al plástico.

LIMPIEZA

Absolutamente siempre se debe mantener limpio el aerógrafo. Cada vez que se cambie de color se pulverizará disolvente para eliminar los restos de la pintura anterior. Para esto sí resulta muy útil el disolvente nitrocelulósico.

Para una limpieza más concienzuda, que se hace necesaria cada cierto tiempo, es necesario desmontar el aparato. Se sumergen las piezas metálicas en acetona pura durante media hora, eliminando los restos de pintura que hayan podido quedar con un palillo de madera al que se habrá colocado en la punta un algodoncito impregnado también en acetona.

Nunca hay que utilizar objetos metálicos (alfileres o similares) para limpiar restos de pintura del aerógrafo, pues solo se conseguirá estropearlo en poco tiempo.
Jamás hay que forzar la apertura del aerógrafo con alicates o herramientas similares, ni utilizar la fuerza bruta. Es mejor sumergir en acetona el aerógrafo hasta que se disuelvan esos restos de pintura que nos impiden desarmarlo.

SEGURIDAD

La mayoría de los esmaltes para el maquetismo no son tóxicos, aunque no puede decirse lo mismo de los barnices. De todas formas, siempre hay que pintar en un lugar despejado, bien ventilado, sin que haya ningún fuego o ascua cerca del área de trabajo (eso incluye los cigarrillos) y utilizar una mascarilla siempre que se pulverize barnices o esmaltes.

Este tema continua en el apartado sobre Pintura y acabado:


Índice de artículos Anterior No hay más Ir al principio

Inicio | Lo + básico | Técnicas básicas | Montaje | Pintura y acabado | Mejora y detallado | Figuras | Dioramas | Catálogo | Glosario | Enlaces | Correo | Mapa


Algunas de las imágenes que se han utilizado en este sitio tienen su Copyright. Nuestra intención es solo ayudar a los aficionados a avanzar en este apasionante mundo. Si alguien no desea que su material esté aquí, por favor que nos lo comunique.